lunes, 2 de noviembre de 2009

Para dar gracias..

8 comentarios:

Bego dijo...

Bello, sabes, con este power me ha venido a la memoria otro precioso que tu nos mostraste, el del niño que su madre muere y pide a la profesora que sea su madrina de boda, ¿lo recuerdas?

Un beso.

pino medina dijo...

Muy bonita pero parte de está presentación la he visto muy de cerca y casi a diaro.Bienaventurada seas por estar siempre.Un abrazo

Delia dijo...

yo me quedo seño con algo que encontre este verano, ya que no todos los profesores estan por bocacion, hay muchos que no dejan de mirar el reloj y se limitan a dar clases las horas establecidas, hay otros como en TU CASO, que hacen mas horas en el centro que el portero, pero que su unico afan no es para con los niños, que afortunadamente tambien pones todo tu empeño, en que nosotros/as los padres y las madres, no dejemos de aprender y de seguir creciendo y ahora clarifico, todo aquel que piense que esto es peloteo, es que no me conoce, yo soy la borde y la antipatica del cole.

Aquellos que llevan la digna labor de enseñar son los maestros.

Ellos construyen, moldean, cimientan, siembran y conducen los conocimientos fundamentales para el futuro de los niños y adolescentes.

Ser maestro no es nada más cubrir un horario de trabajo, ni cumplir con los contenidos del programa escolar. Es ir más allá, ¡Formar gente provechosa y exitosa!

Ser maestro es pulir, cincelar y diseñar con paciencia y tolerancia las habilidades de cada alumno. Haciendo con ello una obra de arte universal.

La dignidad del maestro es mantener su ética profesional y responsable en bienestar de su propia actitud personal y educativa.

La dignidad del maestro se cultiva, se abona, se alimenta, se enriquece y se valora, con sus propias acciones.

Por su gran valor, la dignidad del maestro se fomenta día a día con el ejemplo innegable.

La dignidad del maestro es un regalo para la sociedad, es un estímulo para las familias, es una bendición para los alumnos ¡Es un triunfo para sí mismo!.

Maestro, Maestra:¡Cuida esa dignidad que tu propia profesión te ha heredado!

¡Sé un buen Maestro(a) ¡

Autor y colaborador: Profr. Juan Ricardo Barahona Guillermo

MARGOT en el poco tiempo que te he tratado, me has demostrado que eres UNA GRAN MAESTRA y UNA GRAN PERSONA, no abandones el barco, hazlo por tus niños y por las mamas que te queremos, Besazos

Margot Sánchez dijo...

Bego, sí que lo recuerdo.Es más, lo tengo dentro de mis pequeñas joyas y cuando por circunstancias me deprimo, lo veo y me recargo las pilas profesionales. Besazos

Margot Sánchez dijo...

Gracias Pino.Entre todos/as conseguiremos aprender. Los maestros tb aprendemos de las familias. Gracias por enseñarme.

Margot Sánchez dijo...

Delia, preciosas y reales palabras. Es tan dificil esta profesión que a veces no sabes que hacer para que las cosas mejoren. No sólo somos maestros/as, somos enfermeros, cuidadores, cómplices, amigos, psicólogos..... no sólo de los críos sino tambien de las familias. A casa no me llevo papeles, me llevo casos y viviencias de mis chicos y a veces muchas preocupaciones,pero... esta es mi profesión y me gusta lo que hago. Gracias por tus hermosas palabras.

Eli dijo...

Tienes toda la razòn creo que ustedes los maestros sois la segunda familia de nuestros chicos y por ello te doy las gracias a tì personalmente porque se que te gusta lo que haces y disfrutas con ello.

Margot Sánchez dijo...

Gracias a ti Eli, porque familias como tu hacen que nuestros chico/as crezcan como personas.