domingo, 18 de octubre de 2015

Me emociono al recordarlo...


Familias, estos días he puesto en funcionamiento el rincón del "Cariñograma".
Muchos se preguntarán qué es y otros ya sabrán porque sus hijos y sus hijas se lo han comunicado. 
Pero creo necesario contar esta experiencia y que ustedes la valoren. 

En la clase, en uno de nuestros rincones hemos puesto un panel que contiene sobres y en cada uno de ellos aparece el nombre de cada alumno/a de la clase y también el mío.

Con este cariñograma queremos potenciar la expresión de las emociones y sentimientos hacia todos los miembros de la clase. Por lo tanto, a lo largo de la semana, los chicos/as van poniendo en el sobre que quieran un mensaje positivo, un dibujo, sus buenos deseos e incluso sus consejos. Es un espacio en el que pedimos perdón, felicitamos, aconsejamos, o simplemente damos las gracias por estar... 

Bueno, pues después de una semana en la que hemos puesto mensajes y dibujos a nuestros compañeros, llegó el viernes.

El viernes cada niño/a abrió su sobre y leyó sus mensajes agradeciendo públicamente al compañero/a que lo había mandado. 

Cual sería mi sorpresa  al ver a uno de ellos, que aún no había leído su mensaje, llorar desconsoladamente. Al preguntarle el por qué lloraba nos comunicó que estaba "emocionado".

Este alumno, al leer sus mensajes de felicitación por su trabajo y por ser buen compañero, más lloraba. Y al volver a preguntarle nos dice: "es que a mí nadie me dice estas cosas tan bonitas y por ello me emociono y lloro de felicidad"

  Después de ésto se oye una vocecita al final de la clase que dice: "Seño.... creo que necesita un abracito...y así acabamos, en un gran abrazo de equipo.

Moraleja: familias......expresen más a sus hijos lo bien que lo hacen, cuánto les quieren y lo importante que son.


¡Cuánto me gusta esta profesíon! 
Después de 28 años de docencia aún sigo emocionándome y apasionándome.
 ¡Es que la docencia es un carro llenito de magia!.


 


1 comentario:

Anónimo dijo...

Mi hijo vino encantado con los mensajes que había recibido de sus compañeros.